Deseos voladores

Las alas que crecen en sueños
me llevan a mundos eternos,
a días de algodón de un perfecto azul cielo,
a noches etéreas de dulces besos.

Siento el viento que susurra palabras,
que regalan libertad,
y me elevan a un viaje a lugares sin nombre.

Allá en el aire sin tiempo,
me absorve el silencio,
me atrae el abismo que grita adentro.

Yo soy aquel pájaro
que vuela bajo el mar y la tierra,
vuela como el ser alado que vive en mi,
para llegar donde siempre es primavera,
para llegar a una noche de agosto
y besar a Platón sumido en su idea,
para coger la luna y regalarla a un niño,
para acordarme de quién soy y de donde vengo.